Todo parece indicar que se utilizó dinero del Frob para los complementos por jubilación en Caja Murcia con 'Caser' 2ª

Todo parece indicar que se utilizó dinero del Frob para los complementos por jubilación en Caja Murcia con 'Caser' 2ª

jueves 21 de diciembre de 2017, 12:17h
Caja Murcia y Caser, toda la verdad
El año 2010 se conformó como un año donde las ayudas del Frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria), alcanzó una importante actividad en los procesos de integración y recapitalización de entidades financieras, incluida la todavía Caja Murcia.

Es una referencia adecuada a la aportación realizada con fecha 29 de junio de 2010 al SIP(Sistema Institucional de Protección), constituido por las Cajas de Ahorro de Baleares (Sa Nostra), Caja de Ahorros de Granada, Caja de Ahorros de Murcia y Caja de Ahorros del Penedés. El importe ascendió a 915 millones de euros en lo que se denominó Frob-1.

Ese año, en concreto diciembre, también fueron inyectados en una primera participación del Frob en Bankia, 4.465 millones de euros, en concreto a través de su “banco malo” el denominado Banco Financiero y de Ahorro.
Posteriormente, ambas entidades necesitaron otros aportes, que en el caso de BMN llegaron a alcanzar los 1.650 millones de euros y en el caso de Bankia los 22.424.
El 29 de junio de 2010 se produce la primera inyección de capital a BMN, fecha en la que todavía no operaba baja la fórmula jurídica de sociedad anónima, sino que se regía por un Sistema Institucional de Protección (SIP), cuya fecha de constitución se produce al día hábil siguiente, es decir el 1 de julio de 2010.
Tendrá que pasar un año y dos meses para que BMN se constituya como banco a todos los efectos, en concreto el 14 de septiembre de 2011.
Unos meses antes, el SIP, se había hecho con los servicios del responsable deLehman Brothers para España y Portugal, entonces aquella joven promesa de la economía española, que colaboró con el gobierno de Aznar ocupando el puesto de secretario de Estado de Economía (2002-2004).
Se trata de Luis de Guindos, que dimite de sus funciones en BMN (consejero externo y presidente del Comité de Auditoría) como consecuencia de ser nombrado ministro de Economía y Competitividad del Gobierno del presidente Rajoy el 22 de diciembre de 2011.
En este escenario, e independientemente de otras consideraciones, tal como se indica en las condiciones generales de la póliza de Caser con Caja Murcia 54.561, ésta se constituye con fecha 28 de octubre de 2010, alcanzando la prima satisfecha a Caser el importe de 2.065.062 euros.
Es decir, mientras que el Frob inyecta 915 millones para que los cuatro futuros socios (Caja Penedés, Caja Granada, Sa Nostra (Baleares) y CajaMurcia) inicien una andadura saneada, y que a corto y medio plazo se produzca una consolidación y su conversión en un Banco saneado y viable, la Caja de Ahorros de Murcia se dedica a contratar pólizas de vida, con el fin de reforzar el poder adquisitivo de sus “directivos”, procurándoles doradas jubilaciones.
La suerte también recae en algunos de los empleados que eran plantilla fija a 29 de mayo de 1986, tal como se recogen en algunos certificados, pero desconociéndose todavía cuál es el criterio que finalmente permite “entrar al club”.
¿De dónde salieron los fondos para constituir esa segunda póliza? ¿Eran conocedores los socios de la Caja de Ahorros de Murcia, en concreto Caixa d’Estalvis del Penedés, Sa Nostra, y Caja Granada, de la contratación realizada a Caser y el colectivo público asegurado? ¿Qué ocurre en el resto de Cajas constituyentes del SIP inicialmente, y posteriormente de Banco Mare Nostrum?
¿Disponían de estos sistema de previsión social? ¿Estaban constituidos por un método mixto de Planes de Pensiones promovidos por el Empleador y pólizas de vida donde se instrumentalizaban esos derechos dimanados de los acuerdos recogidos en los convenios sectoriales?.
No se tiene conocimiento de que una reclamación de este tipo se haya producido en el resto de socios. Ignorando igualmente, si en estas Cajas todos los compromisos a la jubilación, estaban debidamente dotados con antelación al SIP, y posterior conversión en S.A.
La situación se torna más compleja como consecuencia de que el Frob, tenía el 65% de las acciones de BMN, y posee actualmente un porcentaje similar en Bankia.
No se sabe si noticias sobre estas pólizas, y la situación en la que se encuentran inmersas, habrán llegado al núcleo de decisión del Frob, pero es evidente que dibuja un escenario altamente preocupante, pues recientemente, con fecha 14 de septiembre de 2017, BMN fue absorbida por Bankia.
Para el Frob, accionista igualmente mayoritario de Bankia, y cuyo objetivo principal es la recuperación del dinero público inyectado, podría encontrarse con una hipótesis de retorno alejada de sus planteamientos iniciales, dado que si finalmente se demuestra que el colectivo reclamante, y que puede llegar a la totalidad de la plantilla fija de la extinta Caja Murcia a la fecha de 29 de mayo de 1986, tiene derecho a los Complementos a la Jubilación, será Bankia la que tenga que asumir las consecuencias de tener que pagar derechos a trabajadores que los tenían reconocidos, aunque se les hayan ocultado y en cuantía que pudiera llegar a un importante impacto en la cuenta de resultados y, por ende, en el Plan Estratégico del Frob, tanto en la inversión como en el plan de desinversión que retorne a las arcas públicas los casi 24.000 millones de euros que, entre unos y otro, han necesitado para evitar una hecatombe financiera y social.
Por otro lado, los presuntos incumplimientos incurridos pudieran tener un amplio recorrido jurídico que les lleve a transitar por sendas administrativas, civiles o penales. Porque antes o después se sabrá qué empleados han visto conculcados sus derechos.
Es incluso posible que este complejo asunto tenga una fácil explicación por parte del Tomador de la póliza 54.561 y que la negación de la información/documentación solicitada, haya conformado un escenario de inmensa confusión, que ha motivado el alimentar erróneas hipótesis.
Sin duda, un posicionamiento más proactivo de la Caja de Ahorros de Murcia, más fluido y colaboracionista, hubiese ayudado a demostrar su impecable comportamiento con todos y cada uno de sus empleados; empleados que durante muchos años según el “mantra” repetido hasta el infinito por el actual presidente del absorbido BMN, Carlos Egea Krauel, constituían su mejor activo para la Entidad.
Es por lo que existe en el seno del colectivo de exempleados de la Caja de Ahorros de Murcia una alta dosis de estupor, al ver su evolución a "pasivos tóxicos que no merecen consideración alguna".
Es seguro que una vez materializada la integración de BMN en Bankia, a partir de finales de enero del próximo año 2018, se hará un nuevo reparto de papeles. Quién sabe si Caser, sustituida de facto por la aseguradora Mapfre, decide ayudar a la comprensión del funcionamiento de estas pólizas, denunciando incluso llegado el caso, los incumplimientos realizados hacia el teórico colectivo asegurado.
Quizá incluso Caser pudiera ratificar de manera concluyente que todo ha sido una mala interpretación y que no es lo que parece, sino todo lo contrario.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.