UNO DE LOS MUCHOS SECRETOS QUE GUARDA LA IGLESIA.
Ampliar

UNO DE LOS MUCHOS SECRETOS QUE GUARDA LA IGLESIA.

La papisa Juana dirigió la iglesia haciéndose pasar por hombre. Ello dio lugar a que con los siguientes en tomar la silla de San Pedro, se aseguraran.

El "Archivo Secreto del Vaticano" es una de las fuentes de información más grandes del mundo.

En estricto rigor, es el archivo privado del Romano Pontífice y está situado en la Ciudad del Vaticano. En ella se guarda información confidencial de la iglesia, la cual se encuentra contenida en más de 150 mil textos.

Archivo Secreto del Vaticano

Allí hay actas, cartas y todo tipo de documentos que podrían provocar la caída total de la iglesia católica. Una de las historias más polémicas del Vaticano, es la de la Papisa Juana, la primera mujer en ser "Papa". Juana nació en el año 822 en Ingelheim am Rhein, bastante cerca de la actual Alemania. Hija del monje Gerbert, se crió en un ambiente lleno de conocimientos y religiosidad, aún cuando estaba prohibido que las mujeres estudiaran en esa época. Debido a que la carrera eclesiástica era sólo para hombres, decidió entrar en la religión como copista bajo el nombre de "Johannes Anglicus" (Juan en inglés).

Según Martín el Polaco, Juana logró viajar a distintos monasterios y relacionarse con importantes personalidades de la época.

Por ejemplo: en su viaje a Constantinopla conoció a la emperatriz Teodora. Para 848, Juana se trasladó a Roma y comenzó a trabajar como docente, siempre ocultando su verdadera identidad. Gracias a su gran reputación e inteligencia, fue presentada ante el papa León IV y se convirtió en su secretaria de relaciones internacionales.

Tras el fallecimiento del Papa en 855, Juana se hizo elegir como su sucesora con el nombre de Juan VIII.

Dos años después, se encontraba embarazada del embajador Lamberto de Sojonia y dio a luz en plena procesión frente al público. En cuanto su muerte, existen distintas versiones: según Jean de Mailly, Juana fue lapidada por la gente enfurecida, pero Martín el Polaco asegura que murió a causa del parto.

or lo sucedido con Juana, la iglesia se vio en la obligación de realizar una verificación de la virilidad de los papas electos.

Un eclesiástico es el encargado de examinar manualmente los órganos sexuales del nuevo pontífice a través de una silla perforada. Si todo está bien, esta persona debe exclamar: "Duos habet et bene pendentes" (tiene dos y cuelgan bien).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.