LO QUE LA CRISIS CATALANA ESTA TAPANDO.

La crisis abierta en Cataluña con la aprobación de las ilegales
leyes del Referéndum y de Transitoriedad, han originado una
fractura en la convivencia ciudadana, muy seria. Y que a su vez,
está permitiendo que se ignoren en gran medida los problemas
del mal gobierno de Mariano Rajoy.
Yo soy uno de los muchos españoles que creemos que la defensa
de la Constitución, que ha sido violentamente ignorada por el
President Puigdemont y el Govern y el Parlament de Cataluña con
la aprobación de las leyes citadas, la aplicación del artículo 155 de
la misma era una necesidad, para poder restablecer la normalidad
democrática y el auto-Govern en un marco de convivencia
pacífica.
El próximo día 21 de diciembre, los resultados que se alcancen en
las urnas por la votación de todos los catalanes, van a permitir
una radiografía perfecta de las preferencias ante el “Ser ó no
Ser”, Catalanes y Españoles, ó solo lo primero, “Catalanes” y
claramente en ruptura con el resto de España. Eso es, lo que las
urnas dirán, no que ya se ha resuelto la convivencia en la
sociedad catalana y de esta con España. Que eso es otro
problema que habrá que solucionar con inteligencia, y el respeto a
las normas democráticas.
Por la trascendencia de esas elecciones, prácticamente Cataluña
está ocupando las páginas de los principales periódicos del país, y
la mayor parte de los programas informativos de TV, donde la
Primera y la Segunda, La Sexta, y la Cuatro han dado muestras
de lo que digo. No podía ser de otra manera.
Y en cierta medida, todas estas noticias sobre los acontecimientos
en Cataluña, la fuga del ex–President Puigdemont y las
detenciones de parte de sus Consellers, están haciendo que las
posiciones de los diferentes partidos de ámbito estatal, ante el
quehacer diario en este país cargado de problemas, no sean
noticia.

2

Y es que la crisis en Cataluña, le está permitiendo a Mariano Rajoy
tapar sus miserias, aunque el encarcelamiento de los Consellers y
la orden de detención fe los fugados, no le van a impedir que se
las critique, al menos el PSOE.
Porque el PSOE, lo está dejando meridianamente claro: “No hay
ningún frente constitucionalista” ni nada por el estilo. El PSOE
solo apoya al Estado de Derecho y a la Constitución, y nada más,
y solo por eso, y nada más que por eso, que ha apoyado las
medidas del artículo 155, exigiendo la moderación y progresividad
de las mismas y que el Gobierno ha aceptado.
Y cuando haya elecciones, la democracia y la voluntad de los
españoles será quien decidirá si mandan a la jubilación política de
Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, y la correlación de
fuerzas resultante de las urnas en el Congreso de los Diputados
será la que haga posible los cambios de Gobierno, de Presidente,
que yo deseo con Pedro Sánchez y de política en este país.
Y si expongo esta obviedad, es para salir al paso de quienes como
Pablo Iglesias, que sigue empeñado, como lo está demostrando
ante el vendaval de acontecimientos en Cataluña, de atribuir el
“San Benito de la Culpabilidad al PSOE” por una turbia alianza
con el Gobierno de Mariano Rajoy. Cuando este partido, ha estado
situado como partido, en el mismo lugar que estuvo siempre, es
decir: Con la Constitución.
El PSOE es un partido de izquierdas, y no es la muleta del PP
como pretende identificarlo Pablo Iglesias y sus fieles de
Podemos. Pero desde la formacion morada no van a cesar de
atacar al Gobierno y al PSOE metiéndolos en el mismo saco.
Craso error, como muchos de los que está cometiendo en su
formacion Pablo Iglesias, con el fin de frenar la pérdida de un gran
número de votantes de izquierda que enfadados por los tics
caudillistas de su liderazgo, están favoreciendo el crecimiento
electoral del PSOE.
Porque poco a poco el PSOE está – en mi opinión – sabiendo
utilizar desde la oposición para hacer avanzar una serie de
propuestas positivas, como la Comisión en el Congreso de los

3

Diputados para ir perfilando las necesidades de reforma de la
Constitución y que dentro de seis meses se tendrá que abordar y
decidir en la Cámara de Diputados.
Pero todas esas iniciativas de Pedro Sánchez, yo creo que no van
ni a retrasar ni a impedir la crítica a Mariano Rajoy y sus políticas
reaccionarias. Porque la dirección del PSOE está construyendo con
argumentos las soluciones ante los problemas, y eso es lo que
está constituyendo la base real y auténtica de su lema: “SOMOS
LA IZQUIERDA”.
Y eso entiendo, que es saber ser un partido de izquierdas en la
oposición. Que sabe hacer la oposición real que se merecen los
años de Gobierno de Mariano Rajoy. Ya que para hacer el papel de
la oposición, es suficiente y basta con la elaboración de políticas
alternativas y la confrontación parlamentaria. No dedicarse a
presentar “Mociones de censura” a pesar de su previsto fracaso
por la aritmética parlamentaria existente, o defender el “Derecho
de auto-determinación” que no existe en ningún país del
planeta Tierra y al mismo tiempo manifestar que no quiere que
Cataluña se vaya de España. Una contradicción que ya le está
creando problemas muy serios con el responsable de Podemos en
Cataluña.
Y en el capítulo de grandes errores de Pablo Iglesias, está la
decisión de que Podemos no participará en los trabajos de la
Comisión parlamentaria para la reforma de la Constitución. Sin
embargo prefiere seguir con la estrategia de inhibirse a la hora de
los trabajos del propio Parlamento, y continuar con los ataques
verbales – de nula repercusión – a Mariano Rajoy y a Pedro
Sánchez, al cual creo que no le perdona por los recursos
electorales que Podemos está perdiendo a pasos agigantados.
Pero ahora, además de todo el vendaval en Cataluña y de los
resultados del 21 de diciembre, yo estoy convencido que – si no
hay nadie que lo impida – el PSOE y Pedro Sánchez van a
empezar con las críticas al Gobierno de Mariano Rajoy, entre otras
cosas, por el fracaso del dialogo con Cataluña.

4

Pero espero que Mariano Rajoy no vaya a establece estrategias
con Puigdemont para mantener la contienda España – Cataluña,
en beneficio de ambos personajes.
De todo se puede esperar, de un Mariano Rajoy incapaz de lograr
con el dialogo una solucion en Cataluña, y que no ha logrado
aprobar los Presupuestos Generales del Estado, y que tiene un
problema con las demás Comunidades Autónomas por la
financiación. Es que tiene un buen problema.
Pero en el fondo –aunque pueda hoy extrañar a muchas personas
– mientras que la continuidad del “Tema estrella Cataluña”
este a la orden del día, a Mariano Rajoy, “Miel sobre hojuelas”,
porque está convencidísimo que su “Actitud constitucional” y la
aplicación del artículo 155, le va a permitir obtener la
representación en el Parlament de Cataluña, que no tiene por sus
actuaciones contra el Estatut de Pasqual Maragall, socialista de la
cabeza a los pies.
Y de Puigdemont, también se puede esperar cualquier cosa,
porque incluso creo que, no le molestaría si no lo meten a la
cárcel, gritar a pleno pulmón: “Vixca Cataluña, España y
Mariano Rajoy”.
Todo se andará, si se lo proponen.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.