' Si no tienes cojones, dimite'

" Si no tienes cojones, dimite"

viernes 27 de octubre de 2017, 09:51h

Junqueras exigió a gritos a Puigdemont que dimitiera antes que convocar elecciones durante la

tensa reunión que mantuvieron antes de la comparecencia del president.

Volantazos, amagos, anuncio de adelanto de elecciones con discusiones y enfrentamientos entre bambalinas. Cara de circunstancias, de miedo por lo que pueda venir. Acusaciones de traidor a Puigdemont mientras Junqueras exigía al President que se lanzara al coso de los leones a pecho descubierto, mientras él se quedaba en la grada. ERC amenazaba con abandonar el gobierno catalán si Puigdemont disolvía el Parlament. Dos diputados del PDeCAT, Jordi Cuminal y Albert Batalla, amagaron con renunciar a sus actas, Jordi Vila anunciaba que dimitiría. Tras muchos amagos se celebraba la sesión parlamentaria despues de que Puigdemont compareciera ante los medios para anunciar que no convocaba elecciones y depués de los gritos de Junqueras a Puigdemont: " Si no tienes cojones, dimite",Puigdemont suspira: " Si yo soy el problema, dimito", Junqueras mira para otro lado, no se lo puede creer, " asume tú la presidencia y anuncia la independencia". Junqueras tiembla de solo pensarlo, son treina años de cárcel, piensa. Cobarde, recula y ofrece una solución. " Que sea el Parlament quién tome la decisión", Puigdemont acepta.

Ya en el Parlament, Puigdemont prefiere no hablar, toman la palabra los distintos grupos, Ines Arrimadas ataca, los represntantes de los grupos independentistas le exigen que cumpla su palabra y se pronuncie declarando la república catalana, Arrimadas le reprocha sus vaivenes, la situación creada en Cataluña, su poca valentía, Xabier Albiol le pide que de un paso atrás, Iceta se ofrece para acompañar a Puigdemont al Senado. Puigdemont se lo agradece asintiendo levemente. Iceta el más coherente es un hombe fiel debe pensar Puigdemont, el único que no compartiendo su posición le tiende la mano para buscar una salida a la situación.

Tensa espera la de ayer. Tras una reunión de la ejecutiva de ERC, Junqueras llegó con una propuesta a una postrera reunión con Puigdemont, que ya había aplazado dos veces una comparecencia en la que iba anunciar elecciones autonómicas. Los periodistas esperaban, el Gobierno también. Nadie sabía que sucedía, el entorno del President deslizaba que éste estaba a la espera de garantías del Gobierno de que no iba a aplicar el 155, a cambio de la convocatoria electoral para el 20 de diciembre.

Junqueras se mostraba nervioso, Rufían publicaba: " 155 monedas de plata" . Puigdemont se convertía en el Judas del independentismo, frente a la Generalitad los estudiantes le gritaban " traidor". ERC le solicitaba formalmente una reconsideración que finalmente se produjo tras una tensa reunión entre el president y Junqueras, que le llegó a exigir a Puigdemont que dimitiera si no era capaz de asumir el "mandato" del 1-O.

El presidente de la Generalidad puso su dimisión sobre la mesa, tras la sonora bronca entre Puigdemont y Junqueras. Incertidumbre, miedo en la cara de Junqueras. Asumir el cargo para proclamar la independencia con el 155 sobrevolando llevando consigo la pena de rebelión, resultaba un suicidio. Junqueras reculó, Puigdemont resistió la presión de Junqueras. Barajaron las salidas, descartaron las recomendaciones del PSOE y el PNV de convocar elecciones y seguir al frente de la Generalidad, los independentistas no se lo perdonarían, por otro lado declarar la independencia, traería consecuencias personales para él. Las relaciones entre ERC y los convergentes quedaban rotas. En las próximas elecciones en Cataluña, se quebrará "Juntos por el Sí", de hecho la coalición ya está rota. Artur Mas y David Madí proponen que la ANC se convierta en partido y agrupe a candidatos de ERC y convergentes. Mismos perros con distinto collar. No, Puigdemont sabe que no es la solución.

Finalmente Puigdemont comparece y ni convoca elecciones, ni declara la independencia, mientras en el Senado el 155 queda visto para sentencia.

Acaba la sesión y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se reunen a puerta cerrada en el despacho del mandatario catalán, donde el dirigente socialista ha insistido en hallar una solución dialogada. Diez minutos, en los que el líder del PSC ha vuelto a incidir en los planteamientos que le había expresado previamente en su discurso en el hemiciclo.

Hoy puede que se aclare la situación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios