El Ford Modelo A

El Ford Modelo A
Ampliar
domingo 30 de julio de 2017, 22:11h
El Ford Modelo A
El sucesor del Modelo T

Cuando a finales de la década de 1920 el legendario Ford T de Henry Ford ya podía considerarse como algo anticuado, Ford decidió suspender su producción durante unos meses para poder concluir lo más rápido posible la construcción del modelo destinado a sustituirlo. Hasta diciembre de 1927 no tuvo lugar el lanzamiento del nuevo Ford A, que se había desarrollado en un tiempo récord de ocho meses. Reemplazó al famoso Ford T, que había estado 18 años en producción. El nuevo Ford A fue designado nuevo modelo en 1927, y estaba a la venta en varias combinaciones de colores, según modelos, ninguno de ellos el negro. En años posteriores se fueron aumentando y cambiando estos colores y el negro fue incluido en algunos modelos. Los guardabarros de todos los modelos y durante toda la producción del Ford A siempre fueron pintados de negro. Entre las ventajas de este automóvil recién creado figuraban la nueva caja de cambios de tres velocidades, los amortiguadores hidráulicos y el sistema de frenado en las cuatro ruedas. Las ruedas con radios de varilla y los limpiaparabrisas eran tan obligados en el automóvil como un indicador de gasolina y un amperímetro.

El Ford A también fue una construcción robusta y simple que, con los años, fue sometida a revisiones periódicas a fin de modernizarla. Para poder contentar a una amplia clientela, además de la versión Standard Tudor, un sedán de dos puertas, (la más vendida) fabricaron también diversas alternativas, como Sedan cuatro puertas, cupés, y descapotables, Phaeton, Roadster, Cabriolet, etc. Con el Ford A, al igual que ya había hecho antes con el Ford T, la empresa intentó hacerse un hueco en el mercado europeo. Con este objetivo, desde el verano de 1928 se produjo también en Berlín y con ello comenzó la expansión de Ford en Europa. Para el mercado europeo, la cilindrada del Ford A tuvo que reducirse por varios motivos fiscales a 2023 centímetros cúbicos, por lo que la potencia también disminuyó a 28 Cv. No obstante se vendían las dos motorizaciones. Originalmente el Ford A disponía de una cilindrada de 3285 centímetros cúbicos con 4 cilindros y una potencia de 40 Cv/30 Kw.

El sucesor del Ford A fue el Ford B, que introdujo un motor de cuatro cilindros, y el Ford 18, que ofrecía el nuevo motor V8 diseñado por Ford.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios