La policía encuentra la cabeza y las piernas de la periodista sueca que fue asesinada en el submarino.

La policía encuentra la cabeza y las piernas de la periodista sueca que fue asesinada en el submarino.

Buzos de la Marina encontraron una bolsa con la ropa de Wall y un cuchillo, así como otra con la cabeza y las piernas.

La policía danesa informó ayer del hallazgo en la bahía de Køge al sur de Copenhague de la cabeza y piernas de la periodista sueca Kim Wall, que desapareció hace dos meses cuando entrevistaba en su submarino al inventor danés Peter Madsen.

Wall había realizado una entrevista a bordo del submarino Nautilus, creado por Peter Madsen, que a día de hoy se presenta como el principal sospechoso del homicidio y que en la actualidad se encuentra en prisión preventiva bajo los cargos de homicidio y trato indecente con cadáver.

Kim Wall desapareció hace mes y medio en el Báltico al caerle encima la escotilla del submarino Nautilus en el que viajaba según la primera versión de los hechos. Los investigadores explicaron hace unos días que el cuerpo fue cortado de forma intencionada, que llevaba tubos de metal fijados y presentaba heridas para extraer el aire de su interior para que se hundiese y no saliera a la superficie.

Wall había realizado una entrevista a bordo de la nave a su inventor, Peter Madsen, que a día de hoy es el principal sospechoso del homicidio y en cuyo ordenador, según el fiscal se encontraron vídeos de mujeres ejecutadas y torturadas, aunque el inventor niega que sean suyos y los atribuye a otras personas que tenían acceso a la computadora.

A partir de ahí Madsen decidió cooperar sometiéndose de forma voluntaria a un examen mental para negar el cargo de homicidio y de trato indecente con el cadáver. Ante las dudas sobre el caso, un tribunal de Copenhague ha decidido prolongar a cuatro semanas más la prisión preventiva al danés, pues todavía no hay una conclusión final sobre la causa de su muerte, aunque el fiscal, Jakob Buch-Jepsen, desveló esta semana que el torso de la joven presentaba 14 puñaladas en la zona del abdomen.

Según su explicación de Madsen en la anterior comparecencia ante el tribunal hace un mes, tras navegar varias horas y mientras pensaba en el suicidio, decidió arrojar el cadáver por la borda, que entonces estaba entero y con ropa. La investigación policial ha concluido que el cuerpo fue cortado de forma intencionada, que llevaba tubos de metal fijados y presentaba heridas para extraer el aire de su interior para que se hundiese y no saliera a la superficie.

Buzos de la Marina encontraron ayer una bolsa con la ropa de Wall y un cuchillo, así como otra con la cabeza y las piernas, ambas con trozos de metal en su interior.

El torso de Wall apareció flotando en el Báltico a finales de agosto, casi dos semanas después de haber sido vista por última vez a bordo del Nautilus, el submarino de fabricación casera en el que iba a entrevistar a Madsen,

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.