EDITORIAL: Mientras los jubilados del Centro Histórico están en lucha por mantener servicios , la presidenta de AAVV Casco Histórico de Almería se dedica a darse autobombo y organizar saraos

EDITORIAL: Mientras los jubilados del Centro Histórico están en lucha por mantener servicios , la presidenta de AAVV Casco Histórico de Almería se dedica a darse autobombo y organizar saraos
Ampliar
jueves 25 de noviembre de 2021, 09:54h
EDITORIAL: Mientras los jubilados del Centro Histórico están en lucha por mantener servicios , la presidenta de AAVV Casco Histórico de Almería se dedica a darse autobombo y organizar saraos

Irritación vecinal por el cierre de la última entidad bancaria del Barrio que a través de una carta ha hecho llegar al alcalde de Almería, el presidente de la Asociación de Mayores y Jubilados Miguel Bisbal Guil.

EDITORIAL: Mientras los jubilados del Centro Histórico están en lucha por mantener servicios , la presidenta de AAVV Casco Histórico de Almería se dedica a darse autobombo y organizar saraos

Como siempre el refranero tiene razón, y aquí la Asociación Vecinal, en lugar de la reivindicación, vive en lo políticamente correcto, para no molestar al poder institucional, haciendo suya la frase “NO ESTÁ LA MAGDALENA PARA TAFETANES” o lo que es lo mismo traducido en Román Paladino, no es el momento adecuado para hacer o decir algo.

MAYORES EN LUCHA Y LA AAVV QUE DIRIGE LA ARCHICONOCIDA SINO POR SU HACER, POR REPARTIR PREMIOS A TROCHE Y MOCHE, MAGDALENA CANTERO, AUSENTE

Mientras la Asociación de Mayores y Jubilados llevan la bandera de la defensa de los derechos y los servicios de los vecinos/as del Centro Histórico, la AAVV del casco viejo de la señora “muffin” (que en ingles el nombre suena más fino) en lugar de la lucha está en la farándula y el espectáculo y como ya hiciera en su etapa como Presidenta del Consejo Social de la Universidad, en premiar con honores a sus amigos creando titulos inventados, cuando no premios para gloria suya, con el dinero de otros.

INDIGNACION VECINAL

La indignación es general de los vecinos del Centro Histórico representados por la Asociación de Mayores y Jubilados del Barrio con las entidades financieras que utilizan a pensionistas y trabajadores para ingresar las nóminas y a comerciantes y hosteleros para su actividad financiera y como recompensa y gratitud les cierran las oficinas bancarias de su viejo Barrio.

El malestar también vecinal se traslada hacia la Corporación por permitir la desaparición de las entidades bancarias a unos barrios envejecidos que a pesar de residir en la capital sienten en sus carnes el abandono y sufrimiento de la España vaciada.

La irritación de los moradores del Barrio se dirige también a esa desaparecida AAVV que parece que en su deseo de no ofender al poder por unos cuantos servicios y/o equipamientos que solo pretenden hacer la vida mejor de su vecindario emplea su tiempo para mayor “loa” de su Presidenta Magdalena Cantero en saraos y farándula con premios seguro muy importantes, pero lejos de esos mayores que no tienen su Caja/Banco cerca donde cobrar su modesta pensión.

CAJAS/BANCOS

Es evidente que los Bancos no creyeron nunca en la Cajas, pero mientras existían estas teníamos oficinas en nuestros Barrios, ahora, con su exterminio y la Bancarización, no solo no contamos con las ayudas de los fondos sociales de esas Cajas, sino, que nos quitan las oficinas de los Barrios envejecidos y suman parados del sector bancario tras los distintos ERES, con la connivencia por acción u omisión de la Corporación y hasta de la Asociación que debe velar por los derechos y servicios de todos/as pero como donde siempre ha estado la Señora Cantero solo se ha dedicado a su promoción personal y olvidarse de los demás, nos cuentan a Nuevodiario residentes enojados, seguramente por conocer que fue este medio el que denunció su nefasta gestión al frente de la residencia de mayores del Zapillo dónde el Covid se llevó dos decenas de personas, mientras ella siendo la directora se dedicaba a pelearse con todos sus trabajadores y a labores de imagen en la Universidad a la que acudía en horas laborables como demostramos.

INGENTES GANANCIAS

La insolidaridad del sector financiero con la población general y singularmente con Barrios, aunque Históricos hoy envejecidos es una triste realidad.

Abandonar a los vecinos a su suerte “quitándoles” sus oficinas, desatender y dificultar la actividad de comerciantes, hosteleros y autónomos tras la grave pandemia, no solo es una indecencia e insolidaridad, sino que aquellos que obtienen ingentes ganancias deben aportar mas en periodos de dificultad y no asfixiar a todos los que desean seguir viviendo en sus Barrios.

CONFIANZA EN EL MOVIMIENTO ASOCIATIVO

En la vida todo es necesario, y si algo hemos aprendido de la COVID es, relativizarlo todo, vivir el momento ante la incertidumbre del futuro y aprovechar la diversión, pero ello, no es óbice para olvidarnos de los servicios necesarios para afrontar una vida digna, para lo que confiamos en nuestras organizaciones vecinales, que deben estar para defender a la comunidad, y en el Centro Histórico a decir de los residentes, quien únicamente responde a la función social que el marco legal vigente reconoce es la Asociación de Mayores y Jubilados ante la desaparecida AAVV de la Magdalena que ha decido optar como medida de autopromoción por la farándula.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios