PP:”Lorca sufre un retroceso antidemocrático por la obsesión del Alcalde de destruir todos los procesos y canales de participación ciudadana”

PP:”Lorca sufre un retroceso antidemocrático por la obsesión del Alcalde de destruir todos los procesos y canales de participación ciudadana”

Las Juntas Vecinales y de Distrito “están paralizadas”, la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones, “bloqueada”, el Consejo Social de la Ciudad, “suspendido”, y las reuniones vecinales para planificar las obras, “fulminadas. Han suprimido cualquier contacto con los lorquinos y quieren imponer el control social y el pensamiento único”.

Transcurridos 27 meses de Gobierno socialista en Lorca, “no se ha formado ni una sola Junta Vecinal, ni una sola Junta de Distrito, han suprimido las reuniones con los vecinos para planificar e informar de las obras, han amordazado la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones, y han bloqueado el Consejo Social de la Ciudad. En resumen, están ejecutando un plan político para amordazar a la sociedad e imponer el ‘ordeno y mando’ como forma de gobierno. Así lo refiere el PP lorquino en un comunicado suscrito por la Concejala de Participación Ciudadana en el Ayuntamiento de Lorca por el Partido Popular, Mari Huertas García.

Según la edil, cualquier ciudad de la población e importancia de Lorca dispone de este tipo de canales para que los ciudadanos sean protagonistas directos de la toma de decisiones. Añade la concejala que “no se respeta lo que la gente quiere, sino que desde el actual Gobierno local se obliga a la gente a tragar con lo que ordene el Sr. Mateos. Ni se pregunta, ni se reúne a los vecinos, ni se permite el más mínimo debate, porque ni este gobierno ni el Alcalde creen en la libertad de los ciudadanos, sino que atacan, castigan e intentan destruir cualquier iniciativa u opinión que no responda a su ideología o a sus intereses partidistas”.

Señala también Mari Huertas García que el equipo de Gobierno “ se ha cargado todas las reuniones de participación ciudadana que se celebraban antes del inicio de las obras. Estos encuentros con los vecinos tenían carácter informativo y consultivo. Contaban siempre con la presencia del alcalde y responsables de la empresa que ejecutaba la obra. En ellas, se les exponía el anteproyecto a los vecinos y servían para recoger sus propuestas, resolver sus dudas e incluirlas en el proyecto constructivo definitivo. Este proceso jamás lo ha hecho el PSOE en los 30 años que acumula de gobierno, nunca, y en cuanto han vuelto, lo han fulminado”.

En este mismo sentido, Mari Huertas García afirma que “las Juntas Vecinales no se ponen en marcha porque Diego José Mateos prefiere el caudillismo como estilo de gobierno. Es una actitud totalmente antidemocrática, que no tiene paragón en toda la Región de Murcia. Y es precisamente ahora, cuando los vecinos sufren a un Gobierno local inoperante y arrogante, cuando más interés están mostrando por contar con sus Juntas, porque padecen en sus propias calles el abandono más absoluto, porque ven que Lorca está más sucia que nunca, que la inseguridad ciudadana se ha disparado, y que, encima, pagan los impuestos más caros de la historia”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios