Entrevista al General-Jefe de la Brigada “Rey Alfonso XIII” de la Legión, Melchor Marín Elvira

 Entrevista al General-Jefe de la Brigada “Rey Alfonso XIII” de la Legión, Melchor Marín Elvira

General Melchor Marín: “Liderar la Brigada de La Legión me produce orgullo y me motiva para trabajar por mantener en todo lo alto su prestigio”.

miércoles 14 de julio de 2021, 09:47h
 Entrevista al General-Jefe de la Brigada “Rey Alfonso XIII” de la Legión, Melchor Marín Elvira
El ser de la Legión: "excelencia en el combate, profesionalidad, disciplina y compromiso.Cuatro hitos imprescindibles a lo largo de la historia legionaria a los que hay que darles continuidad".

Brigada Experimental 2035:"Lo que vamos a encontrar en el futuro son unidades capaces de operar en frentes muy extensos, de entidad algo más reducida".

Misiones internacionales:"Es previsible que participemos, de nuevo, en operaciones como las que se desarrollan en Líbano o Mali".

Familias: "Forman parte y son un pilar fundamental de la gran 'familia legionaria' y merecen nuestro más profundo reconocimiento y respeto".

Recibimiento oficial en Lorca: "Tengo que admitir que fue uno de los momentos más emocionantes de mi vida.La entrega del sable fue un detalle que tuvo el Paso Blanco para con mi persona, con motivo de mi ascenso a General".
 Entrevista al General-Jefe de la Brigada “Rey Alfonso XIII” de la Legión, Melchor Marín Elvira

Nuevodiario ha conocido a través de la presente entrevista el perfil humano y profesional del nuevo General-Jefe de la Brigada “Rey Alfonso XIII” de La Legión con base en la localidad almeriense de Viator. Poseedor de una espléndida hoja de servicios,el General Melchor Jesús Marín Elvira,nació en Lorca (Murcia) el 20 de Junio de 1965. Ingresó en la Academia General Militar de Zaragoza en 1983, con la 43 promoción, obteniendo su despacho de Teniente de Infantería en 1988.

Ha ejercido el mando de unidades de La Legión, de la Brigada Paracaidista y de la Brigada “Galicia VII”, además de otras unidades de Infantería. También ha servido en destinos del Mando de Doctrina, Mando de Apoyo Logístico Operativo y Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad, entre otros.

Tras su ascenso a General de brigada, en Octubre de 2019, es destinado al Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad. Es nombrado Jefe de la Brigada “Rey Alfonso XIII” II de La Legión, el 9 de Abril de 2021.

El General Marín, es Diplomado de Estado Mayor. Posee, entre otros cursos nacionales, el de Observadores de Misiones de Paz, Mando de Unidades Paracaidistas, así como el Curso de Paracaidista de Apertura Manual, Curso de Carros de Combate-Especialista, Curso de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Españolas y el Curso de Estado Mayor en Gran Bretaña.

En cuanto a misiones internacionales, ha servido en Yugoslavia, Macedonia, Kosovo y Afganistán.

Se encuentra en posesión de numerosas condecoraciones nacionales y extranjeras, además de los niveles profesional de inglés y funcional de francés.

En el ámbito civil posee estudios de logística integral.

En el plano humano el General Marín Elvira protagonizó hace unos días un hecho que le distingue como un auténtico caballero y como padre de familia que es. El máximo responsable de la Legión no dudó ni un solo momento en presentarse por iniciativa propia en el domicilio de los padres de una niña fallecida en Roquetas de Mar a causa de un accidente provocado por un soldado legionario que fue detenido y posteriormente puesto en libertad por decisión del juez encargado del caso.

EL MILITAR

P.-Para un soldado de España y un legionario, mandar esta importante unidad supone un hito personal y profesional en su carrera.

R.-Mandar una unidad es lo máximo para un militar.Servir en la Legión es un gran honor, pero también una gran responsabilidad. Es un reto, estar a la altura de los que nos precedieron. Afortunadamente, cuento con unos hombres y mujeres muy preparados y comprometidos, que me hacen fácil la tarea.

Liderar la Brigada de La Legión me produce orgullo y me motiva para trabajar por mantener en todo lo alto su prestigio. También siento agradecimiento al Mando, que me ha confiado esta responsabilidad.

P.-Llega Usted en un importante contexto histórico derivado del Centenario de la Legión. Imagino que supone todo un reto el que tiene por delante.

Como dice el lema del Centenario: 100 Años de Valor, el valor de 100 Años; ha sido un periodo de servicio a España con innumerables sacrificios. Comenzar este mandato, implica un mensaje de continuidad, que afronto con gran responsabilidad, consciente del legado que recibo de los que nos precedieron.

P.-En su dilatada etapa profesional ocupó destino como Capitán en este mismo recinto militar. De eso hace unos 20 años. Entonces, al igual que ahora, la Legión ha sido y es un colectivo muy preparado para participar en las misiones encomendadas.

R.-En 20 años hay muchas cosas que cambian: materiales, procedimientos y las personas. Afortunadamente, el espíritu legionario no ha cambiado. Esa forma de ser que caracteriza al legionario: la disponibilidad permanente para ser empleado en las ocasiones de mayor riesgo y fatiga. Por encima de todo, la búsqueda de la excelencia en todo lo que hacemos.

P.-En su toma de mando citó varias cuestiones importantes que avalan el ser de la Legión: excelencia en el combate, profesionalidad, disciplina y compromiso. Cuatro hitos imprescindibles a lo largo de la historia legionaria a los que hay que darles continuidad.

R.-Estos aspectos representan la esencia y nacen del Credo Legionario, código, que ha guiado durante 100 años la conducta de sus legionarios. Trabajar sobre estos cuatro pilares, asegura asegurar que construyamos una Legión efectiva y disponible para nuestros conciudadanos.

P.-La Legión se distingue por su capacidad de liderazgo e iniciativa. ¿Es así?

R.-Liderazgo e iniciativa son aspectos que se fomentan en todas las unidades del Ejército y que resultan cruciales para confrontar las amenazas derivadas de los conflictos actuales. Son cualidades que están en el ADN del soldado español; hace pocas fechas el GEJEME (General de Ejército Jefe de Estado Mayor del Ejército) dijo que el Ejército, en su totalidad, es una organización en la que todos sus miembros ejercen el liderazgo de diferente manera. La Legión, como fuerza de vanguardia, necesita potenciar, ejercitar y explotar dichas cualidades, en todos sus miembros, con determinación, para garantizar la eficacia de la organización.

P.-Vivimos momentos de cambios y la Legión no es menos. En este sentido, a usted le corresponde gestionar la denominada Brigada Experimental como punta de lanza del futuro del Ejército de Tierra. Explíquenos qué nos vamos a encontrar en un próximo futuro.

R.-El proyecto responde a la necesidad de definir cómo deben ser las unidades del Ejército en el horizonte del año 2035, para poder actuar en un ambiente en constante evolución, ante una revolución tecnológica que ya se ha iniciado. El GEJEME, en su Directiva, identificó la Brigada como la pieza clave en la estructura del ejército y asignó a la Brigada de La Legión la responsabilidad de ejecutar las actividades de experimentación que asistan a la definición de los materiales, estructuras y procedimientos de la Brigada 35.

Lo que vamos a encontrar en el futuro son unidades capaces de operar en frentes muy extensos, de entidad algo más reducida, en las que funciones tradicionalmente desarrolladas por personas, lo serán por sistemas autónomos y asistidos por inteligencia artificial, y operando en entornos en los que la gestión de la información es fundamental. La Brigada 35 es un Sistema Integral en los que todas las funciones están coordinadas, donde las unidades dispondrán de una conciencia operacional (visión del campo de batalla) única, para reducir los ciclos de la decisión. Encontraremos unidades en las que se integran capacidades letales y no letales para responder con flexibilidad e inmediatez a cualquier situación. Un entorno, no obstante, en el que el combatiente seguirá siendo el centro de gravedad de la organización.

P.-Un contingente humano y profesional como es la Legión no puede caer en la rutina porque ello puede entrañar peligro.

R.-Efectivamente, la rutina es nuestro principal enemigo. Muchos de nosotros tendemos a conformarnos y permanecer en nuestras áreas de confort. Las Instituciones instaladas en la rutina corren el riesgo de perder eficacia. Desde su fundación, y a lo largo de sus 100 años, la Legión se ha caracterizado por ser una organización innovadora, en su organización, procedimientos y en sus tácticas. Ello nos proporciona una capacidad de adaptación a cualquier situación y es garantía de eficacia.

P.-¿Cuál y cuando va a ser la próxima misión de paz donde intervenga la Legión?

R.-La más próxima, sin duda, la que disponga el Gobierno de España.

El espíritu de las unidades legionarias es el de estar preparadas y disponibles para cumplir con los cometidos que asigne el Mando. El Ejército planea ciclos de disponibilidad para sus unidades, con la finalidad de atender a los compromisos internacionales. Es previsible que participemos, de nuevo, en operaciones como las que se desarrollan en Líbano o Mali.

P.-Una cuestión más personal tiene que ver con el sacrificio de las familias, que son merecedoras de un reconocimiento. En este caso, lo personalizo en la suya.

R.-Las familias son el escalón de retaguardia que garantiza que podamos cumplir con nuestras responsabilidades dentro y cuando estamos desplegados fuera del territorio nacional. Cubren nuestras ausencias y nos transmiten tranquilidad y apoyo permanente, de manera silenciosa y abnegada. Forman parte y son un pilar fundamental de la gran “familia legionaria” y merecen nuestro más profundo reconocimiento y respeto.

P.-Tengo entendido que usted es el primer General oriundo de la Región de Murcia, y más concretamente de Lorca, que tiene el honor de mandar La Legión. Sin duda, un hecho relevante. ¿Qué les puede decir a sus paisanos?

R.-Como referí hace poco, aunque salí pronto de Lorca, siempre me he sentido vinculado con mi ciudad, sus tradiciones y sus gentes. Vuelvo cada vez que puedo. La verdad es que tengo un gran sentimiento de gratitud, humildad y orgullo por Lorca. Simplemente, aspiro a saber representarlos, dignamente, como he hecho hasta ahora.

Tengo que señalar, que para mí representó un inmenso honor ser recibido el pasado 19 de Junio, por la Corporación Municipal y por el Alcalde Mateos en el Ayuntamiento, y dejar reflejado en el Libro de Honor el inmenso orgullo que representaba, como lorquino, tal reconocimiento. Tengo que admitir que fue uno de los momentos más emocionantes de mi vida.

P.-Como es conocido, la Legión está hermanada con distintas ciudades españolas debido a su presencia en diversas actividades. En su caso, Lorca, su ciudad de nacimiento, tiene el honor de contar anualmente con una presencia destacada de legionarios en la noche del Jueves Santo. ¿Puede incrementarse a corto plazo el contingente? Además, el Paso Blanco le reconoció su mando entregándole un sable. Por tanto, doble satisfacción.

R.-La vinculación de La Legión con el Paso Blanco se remonta a 1996. El Paso Blanco bordó el guion de Mando de la Brigada de La Legión, que fue nombrada Hermano Mayor Honorario del Cristo del Rescate por el Paso Blanco. La participación y el vínculo entre la Legión y la Semana Santa de Lorca están muy consolidados y garantizados para el futuro. Sea cual sea la entidad que represente a la Legión, estoy seguro que nos sentiremos queridos, arropados y valorados. La entrega del sable fue un detalle que tuvo el Paso para con mi persona, con motivo de mi ascenso a General, que me llenó de alegría y gratitud. Sí, que quisiera añadir que a lo largo de estos más de 25 años en Lorca, la Legión se ha sentido querida, reconocida y respetada por la totalidad de sus habitantes, con independencia de las preferencias en Semana Santa. En esto soy claro.

EL ASPECTO HUMANO DEL MILITAR

P- ¿Cómo vivió ese dificil momento en el que uno va a ver a los padres de una niña a la que un legionario ha atropellado, conduciendo bebido según la prueba de alcoholemia realizada?
Cuando llegue no solo estaban los padres, también los abuelos y los tios, como máximo responsable de la legión era una obligación, pero como padre, me puse en su lugar y es un momento dificil y muy duro, porque no puedes hacer nada sino compartir su dolor.
P.-¿ Fue porque así se lo indicaron o lo hizo de motu proprio?
Fui de manera voluntaria.
P.- ¿Qué opinión le merece el que el legionario haya sido puesto en libertad?
Mi obligación es la acatar una decisión judicial.
Para terminar y a modo de comentario nos dice que había hablado con la alcaldesa de Cabeza del Buey, lugar de nacimiento de la pequeña y localidad con la que tras el trágico suceso la legión quedará de alguna manera ligada.
Jerónimo Martínez / Gabriel Sánchez
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios