"Taichung, la ciudad de los parques", por Gonzalo Navarro Bendito

'Taichung, la ciudad de los parques', por Gonzalo Navarro Bendito
Ampliar
miércoles 23 de junio de 2021, 10:59h
'Taichung, la ciudad de los parques', por Gonzalo Navarro Bendito
'Taichung, la ciudad de los parques', por Gonzalo Navarro Bendito

Es única, por su oferta gastronómica, por su exuberante vegetación, y por su arquitectura tradicional y moderna.

'Taichung, la ciudad de los parques', por Gonzalo Navarro Bendito
'Taichung, la ciudad de los parques', por Gonzalo Navarro Bendito

Situada en la costa oeste de Taiwán, rozando los tres millones de habitantes, Taichung es la tercera ciudad más grande del país. Esta urbe presume de tener uno de los niveles de vida más altos de toda la isla, no sólo por su carácter más relajado, sino también por disfrutar del clima menos lluvioso de todo el territorio nacional. Es esto el motivo por el que muchos expatriados, en la mayoría profesores de inglés, eligen Taichung como su ciudad de residencia.

Entre las actividades que se pueden hacer, los foodies están de suerte, ya que Taichung cuenta con una gran variedad de opciones. Se puede disfrutar de street food tan típica de Taiwán en muchos de los mercadillos de comida nocturnos distribuidos a lo largo de la ciudad, entre los que destacan Fengjia e Yizhong. También hay opciones para los paladares más exquisitos y los bolsillos más pudientes, ya que esta urbe cuenta con nada más y nada menos que 28 restaurantes galardonados con Estrellas Michelin. La oferta de restaurantes de comida no local también es muy variada y de muy buena calidad. Entre los más destacados están los establecimientos de comida coreana, japonesa, americana, italiana e india. Por último, aquellos amantes del brunch están de suerte, puesto que la diversidad de establecimientos que ofrecen estos servicios y la calidad de sus productos no dejará a nadie indiferente.

Otra cosa por la que destaca Taichung es por su gran número de parques, llegando a ser apodada “la ciudad de los parques”. La polución es un problema aún por resolver en Taiwán, siendo Taichung una de las ciudades más castigadas, en parte por su clima menos lluvioso y ventoso, por lo que la abundancia de parques y vegetación ayuda a mitigar sus efectos. Y no sólo son parques de lo que se puede disfrutar en cuanto a naturaleza se refiere, ya que el centro de Taichung está a menos de una hora de multitud de cascadas, lagos, senderos en la selva donde se pueden avistar monos, puentes colgantes que cruzan ríos, balnearios en las montañas, y mucho más. Por suerte, a muchos de estos lugares se puede acceder también en autobús público.

La arquitectura de la ciudad se caracteriza por su fusión entre lo tradicional y lo moderno. Entre sus calles, son muchos los templos budistas llenos de color rodeados de árboles centenarios; así como palacios y estatuas construidos hace siglos, destacando el Templo de Confucio; o restos del pasado colonial japonés, siendo la antigua estación de tren el monumento más conocido construido en la Taichung durante los 50 años en los que la isla estuvo bajo dominio nipón. Taiwán, apodado uno de los Tigres Asiáticos, ha destacado por su nivel de modernidad y desarrollo, lo cual se ha visto reflejado en el estilo arquitectónicos de sus nuevos edificios contemporáneos. Entre ellos sobresale el Teatro Nacional de Taichung.

Por último, los amantes del arte y la cultura podrán acudir a diferentes museos, algunos de forma gratuita, como el Museo de Bellas Artes de Taichung, o el Museo de los Terremotos, donde se pueden ver los restos reales de un colegio que fue derrumbado por el gran seísmo de septiembre de 1999. Por último, para los forofos de la música, Taichung también tiene un hueco, ya que son muchos los festivales que se organizan a lo largo de todo el año, siendo el Festival de Jazz, celebrado en octubre de cada año y completamente gratuito, el que más destaca de todos ellos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios