LA SEMANA PASADA

"La señora X, también apodada cucarra", por Augusto Perez

 'La señora X, también apodada cucarra', por Augusto Perez
Ampliar

Entre las noticias de Almería de la semana pasada que más me llamaron la atención se encuentra la reclamación por parte de Ciudadanos, en el ámbito municipal, de la creación del Consejo Municipal de Patrimonio.

Un asunto de importancia que bien merece un espacio en nuestra sección sobre el que hacer unas breves reflexiones, pues no es oro todo lo que parece. Por ello y por que casi todo en la vida tiene un trasfondo vamos a escuadriñar algunos aspectos sobre este asunto después de que alguien nos haya puesto sobre la pista de lo que casi seguro se esconde detrás de esta justa y razonable reclamación.

El asunto empieza cuando portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Almería, Miguel Cazorla, reclama que se cumpla lo aprobado en pleno en el año 2016, actuación de Ciudadanos que a mi entender es absolutamente correcta, pues han pasado unos añitos y según declaraciones del edil de la formación naranja no se ha movido ni un dedo para poner en marcha una iniciativa necesaria, con la que mejorar la gestión del patrimonio histórico y cultural de nuestra ciudad.

Hasta aquí muy de acuerdo y mi reconocimiento a la labor de Ciudadanos en su responsabilidad como oposición, de ahí que no ponga ni un pero, porque tras pasar cinco años desde que se tomara el acuerdo por unanimidad nada se ha hecho, y para eso está la oposición, para reivindicar y exigir que se cumplan los acuerdos adoptados.

Dicho esto es conveniente adentrarmos en la intrahistoria, en la que por lo que vemos, parece existir un interés adjunto sobre el que nos han dado algunas pistas y con el que leyendo entre líneas se puede dar sentido a un relato del que nos suena el compás.

Ni que decir tiene que el Consejo Municipal de Patrimonio necesitará alguien que lo presida y Ciudadanos puede tener a la persona perfecta. Alguien con experiencia en presidencias varias, que además y según he leído desde no hace mucho tiempo, esta próxima a Miguel Cazorla y a Marta Bosquet aunque no le haría ascos a estarlo también a Juan Marín. A esta persona la llamaremos señora X, aunque haya quien le apode Cucarra.

De esta manera Ciudadanos conseguirá dos objetivos: Uno controlar el Consejo y obtener réditos políticos y dos tener en sus filas a una persona que viene siendo de su cuerda y de quien esperan que les aporte grandes éxitos en estos tiempos de penuria naranja en los que la decadencia de sus siglas resulta una realidad.

La capacidad de seducción de la señora X es tal, que ha camelado a los susodichos Cazorla, Bosquet y cuentan las malas lenguas que a través de estos, al mismísimo Marín y que incluso les ha convencido argumentando que si la dejan gobernar en ese Consejo lo llevará a tan notable esplendor, que cosechará para ellos grandes éxitos, que como si del Cuento de la Lechera se tratara, se traducirán mas tarde en votos.

En sus dotes, para convencer a Cazorla en cuanto a ser la candidata ideal, me cuentan que cual mariposa depliega sus alas, ella desplegó sus grandes dotes para las relaciones sociales, su fina inteligencia, sus eruditos discursos, su brillante elocuencia, su genio sin par, su elegancia y su armonioso caminar.

No en vano en su haber está el poder demostrar que su capacidad de persuasión la ha llevado a presidencias de todo tipo, pues su camaleónico hacer se ajusta y amolda a todas las ramas del conocimiento y del saber con tal de acaparar protagonismo y estar en la pomada de los entresijos políticos, sociales y religiosos.

Sin embargo son malos tiempos para la lírica y tristemente, en tiempos recientes, ha perdido algunos de los que eran sus feudos de poder, por lo que ahora necesita ampliar sus horizontes en los que conquistar nuevos dominios. Es por ello que en esta ocasión ha puesto el foco en sus nuevos amigos de Ciudadanos como herramienta vehicular para lograr sus anhelos.

Me cuentan que el Consejo Municipal de Patrimonio de Almería es ahora su sueño dorado, como antes lo fuera una delegación. Es este un lugar desde donde proyectarse y desde el que fomentar sus relaciones, es sin duda un cargo que la haría aún más visible de lo que lo ha sido y que reforzaría su imagen de intelectual distinguida con el eco y la ayuda de los medios de comunicación amigos, siempre a su favor, después de quedar tan denostada por sus continuos fracasos en anteriores cargos.

Estas crónicas que se cuentan en los mentideros y he querido analizar no tardarán en ver que salen a la luz una vez que estudiemos la información que obra en nuestro poder y les mostremos la tela de araña que desde que se quedara compuesta y sin novio, comenzó a tejer.

Y si por algo me suena esta historia como veraz es porque conozco sus artes, su trayectoria y a sus aduladores compinches, aunque también las narraciones de muchas de sus victimas anteriores cuya veracidad resulta indiscutible.

Es por ello que utilizando el dicho de "el que avisa no es traidor" solo cabe decir, señores de Ciudadanos son ustedes los "Santos Inocentes" .

Augusto Perez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios