EDITORIAL: El miedo de Susana Díaz a las Primarias

EDITORIAL: El miedo de Susana Díaz a las Primarias
jueves 06 de mayo de 2021, 10:42h
EDITORIAL: El miedo de Susana Díaz a las Primarias

Nos contaba en una charla/entrevista a Nuevodiario.es Rogelio Mena, el que fuera Diputado, Alcalde y miembro de la Ejecutiva Regional de Susana Diaz que, “lo difícil en la actividad partidaria no es llegar, y aun menos estar, sino que, lo difícil en política es saber irse con dignidad.

EDITORIAL: El miedo de Susana Díaz a las Primarias

Esta clara y acertada reflexión del doble dirigente sindical y político albojense que la pasada semana predicaba con el ejemplo, y anunciaba que no se presentaría a las próximas elecciones Municipales de cabeza de lista de Albox, viene aún más a colación cuando el huracán Ayuso ha laminado a la izquierda madrileña en las adelantadas elecciones de la comunidad madrileña.

Y aunque es cierto que se trata, los de Madrid, de unos comicios autonómicos, cuyos resultados los vencedores del PP pretenden extrapolar al ámbito nacional, cosa que no hicieron cuando sufrieron la doble humillación en las elecciones Vascas y Catalanas, a nadie se le escapa que la apuesta económica y mediática de los verdaderos poderes facticos es criminalizar a una izquierda representada por los “ilegítimos usurpadores” de un poder que nunca ha aceptado la legitimidad democrática de una Moción de Censura y la asunción de la Presidencia del Gobierno de Pedro Sánchez. Y ello, a pesar que posteriormente el Presidente Socialista revalido el Gobierno con dos victorias electorales nacionales, que los de Casado también olvidan, y donde en la segunda, tras la torpeza histórica de Ciudadanos, Podemos con Pablo Iglesias conforman junto al PSOE el primer Gobierno de coalición y progresista de la historia de España.

Traemos esta alusión a las elecciones del martes a pesar de nuestra pretensión de delimitar este Editorial al ámbito andaluz, para poner también en valor, el poder ejemplarizante de las dimisiones como la de la noche electoral, donde Pablo Iglesias sentencia que “No contribuyo a sumar, dejo todos mis cargos, dejo la política de partido y la política institucional, no voy a ser un tapón”.

Esta reflexión y decisión de Iglesias en cuanto a significar un obstáculo junto a la percepción general negativa que representa para la ciudadanía, es, en menor medida también aplicable a Susana Diaz.

Pero, recurriendo al refranero, no hay más ciego que el que no quiere ver, ni más sordo que el que no quiere oír, y nuestra expresidenta Andaluza, la todo poderosa Susana Diaz, camina inexorablemente como decía un histórico dirigente, de victoria en victoria hasta la derrota final.

La imparable “Ola” del cambio en forma de primarias llega al PSOE de Andalucía, y aunque la oposición de Susana es hasta comprensible, por cuanto a las únicas que se presentó contra otro compañero, en este caso Pedro Sánchez, las perdió, todo el mundo sabe, que, o te subes a esa ola, o la ola te pasa por encima

Siempre se ha dicho, que lo difícil en la actividad partidaria no es llegar y aun menos estar, sino que lo difícil en política es saber irse con dignidad.

Y aquí en nuestra tierra andaluza, todos, menos Susana y los ya pocos acérrimos que le quedan, siguen sin darse cuenta como dicen por esta tierra, que les queda un “pelao” democrático.

Nadie cuestiona la capacidad, el trabajo y sobre todo el liderazgo que tuvo Susana, pero lamentablemente para ella, aun siendo la más conocida en Andalucía, ya pocos votantes la ven tirando del carro, algo que ya en la propia cara y gestos de la “faraona” se traslada.

Que ya no motiva ni ilusiona es una evidencia, que la oposición del PSOE-A ha sido manifiestamente mejorable y puede ser asimilable a la realizada en Madrid cuyos resultados conocemos también.

Y, sobre todo, para una gran mayoría de andaluces, no solo afiliados y militantes socialistas, ven en el deambular a la desesperada por Andalucía una huida hacia adelante y que la luz que irradiaba aquella Susana se ha apagado, su faz solo transmite tristeza, apatía y un quiero y no puedo, que le hace daño a ella misma y a la organización.

Posiblemente nadie merece el final que le espera a Susana, pero todos conocen las oportunidades y salidas dignas que Pedro Sánchez le ha dado y que en el mismo número de ocasiones ella ha rechazado.

No se da cuenta Susana que con la cantidad de muertos que ha dejado en el camino y lo impía que ha sido con muchos compañeros y compañeras de partido, de apoyo, respaldo y solidaridad hacia ella en la caída, nada de nada, y por supuesto, bien sabe, que los que más la adulan y siguen, serán los primeros en abandonar el barco, haciendo buena la expresión de a reina muerta reina o rey puesta/o.

Un dirigente local y diputado nacional nos decía de una forma literal, que “Susana lleva 2 años sin aparecer por los Ayuntamientos y Agrupaciones y ahora va en una carrera alocada de visitas a todo tren, ¿Qué se piensa que son los militantes del PSOE?” se pregunta.

Todo indica, que la historia aquí no finaliza, que Susana esta empecinada en morir matando, pero creemos, que aunque sea arar en el desierto, alguien debe invitar a una nueva reflexión a la “Ex” que le haga ver, que su tiempo ya paso, y que por el bien del PSOE, de la izquierda y sobre todo de Andalucía, es vital y necesario que de un pasa atrás o al lado, para con un nuevo liderazgo y un partido fuerte y unido, poner fin a esta breve pero intensa y destructiva etapa de las derechas y ultraderechas en esta nuestra tierra y que con las elecciones madrileñas están eufóricos y con total seguridad preparan el adelanto electoral al más puro estilo Ayuso.

Doña Susana, aunque desde las antípodas ideológicas, aprenda de la digna salida de Pablo Iglesias, y no sea Ud. el “Tapón” del PSOE y la izquierda en Andalucía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios