CAMINO DE ÍTACA

“Hay un esperpento en la Televisión y los medios lo saben”, por María Antonia García, Abogada

“Hay un esperpento en la Televisión y los medios lo saben”, por María Antonia García, Abogada
jueves 15 de abril de 2021, 11:48h
“Hay un esperpento en la Televisión y los medios lo saben”, por María Antonia García, Abogada

El conjunto de programas televisivos de contenidos zafios y vulgares, es como define la Real Academia de la Lengua Española a la telebasura.

Llevamos más de una década que los consumidores de medios audiovisuales han sido invadidos por la telebasura, creando más adictos, como infectados por un virus letal para la inteligencia, y quien lo padece lo justifica, con frases: “es un entretenimiento”, “lo veo por casualidad”. A todas luces, es un fenómeno popular y adictivo.

Los personajes que deambulan por esos programas. Son seres banalizados, que lloran sandeces y describen conductas supuestamente delictivas, pero, en realidad lo que muestran, son sus vísceras envueltos en camisetas mojadas, eso sí de marcas muy horteras, que cuando, por parecerse a su héroes, los telespectadores las compran, lo que están es colaborando en el pago del gasoil del yate de diseñador y/ o modisto que publicitan. Luego, ese mismo famoso asalta las revistas de la “cosa” visceral, volviendo a declarar sobre con quién retozan en su tálamo. El negocio de la inutilidad.

Se privatiza lo público, es decir, se utiliza el medio como confesionario público. La telebasura se sirve de las técnicas periodísticas para crear espectáculo y llega a desprestigiarlas. No informa de la actualidad de forma objetiva sino que se basa en el cotilleo y en la banalidad. La telebasura es el simple grito de la necedad, aunque vaya vestida con traje de chaqueta, utiliza personajes para linchamientos públicos, que busca el posicionamiento del espectador adicto y lo convierte en inquisidor lego de una de las partes. Además, utilizan maniqueamente la advertencia de los Tribunales, con frases tan ridículas como: “Le voy a poner una querella criminal”, “Te voy a mandar a mis abogados y te vas a enterar”. ¿Cuándo las querellas han sido civiles, y cuándo los letrados hemos actuado como tropa? En fin…, la telebasura ha creado una falsa democratización del discurso, ya que el espectador se creer estar al mismo nivel que el técnico o el experto.

Todo lo dicho aquí, es para agradecer a todos los Periodistas audiovisuales del ocio, de la cultura, de la ciencia, de la divulgación, de los deportes, de la sociedad, que no han caído en las garras de esta lacra decadente, y para recordarnos que necesitamos urgentemente, varios escuadrones de filósofos, sociólogos, psicólogos y pedagogos, que patenticen la inocuidad a la adicción de tan alta necedad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios