Una denuncia al Defensor del Pueblo Andaluz tras las informaciones publicadas por Nuevodiario, precipitó la inspección a la Residencia de Mayores del Zapillo y el posterior despido de Magdalena Cantero, como directora del centro

Una denuncia al Defensor del Pueblo Andaluz tras las informaciones publicadas por Nuevodiario, precipitó la inspección a la Residencia de Mayores del Zapillo y el posterior despido de Magdalena Cantero, como directora del centro
Ampliar
viernes 19 de febrero de 2021, 12:32h
Una denuncia al Defensor del Pueblo Andaluz tras las informaciones publicadas por Nuevodiario, precipitó la inspección a la Residencia de Mayores del Zapillo y el posterior despido de Magdalena Cantero, como directora del centro
La carta a Jesús Maeztu Gregorio de Tejada, Defensor del Pueblo Andaluz a la que Nuevodiario ha tenido acceso fue firmada por ex-trabajadores de la residencia para personas mayores de la Junta de Andalucía "el Zapillo", la más antigua de las que configuraron la red del antiguo Instituto Nacional de Servicios Sociales. En la misma muestran su preocupación por la deriva del centro en los últimos años y desde que la citada Residencia contó como directora con Magdalena Cantero Sosa.
Una denuncia al Defensor del Pueblo Andaluz tras las informaciones publicadas por Nuevodiario, precipitó la inspección a la Residencia de Mayores del Zapillo y el posterior despido de Magdalena Cantero, como directora del centro
Una denuncia al Defensor del Pueblo Andaluz tras las informaciones publicadas por Nuevodiario, precipitó la inspección a la Residencia de Mayores del Zapillo y el posterior despido de Magdalena Cantero, como directora del centro

Comienza el escrito con la presentación de los firmantes , todos ellos profesionales de reconocido prestigio, de la siguiente manera:

"Todos hemos trabajado en la Residencia del Zapillo y en toda nuestra trayectoria profesional, desde las distintas disciplinas y puestos ocupados en la misma, hemos sido referentes en nuestro quehacer diario y ejemplo a seguir en muchos temas como el de las no sujeciones, habiendo sido consultados, en reiteradas ocasiones, por responsables de la Consejería, al ser un Centro de referencia en buenas prácticas, con una larga actividad geriátrica"

Para que se se pueda constatar lo dicho los firmantes exponen de manera resumida su afirmación demostrando su trayectoria profesional como:

"Autores del capítulo "Intervenciones sanitarias" en el libro "Residencias y otros alojamientos para personas mayores". Capítulo de Residencias en el libro "Geriatría desde el principio" (texto de geriatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca). Asesores del Defensor del Pueblo Andaluz y autores y coordinadores del informe del mismo en 2007 "La atención a las personas mayores dependientes en Andalucía". Capítulos en "Protocolos en geriatría" de la Sociedad Andaluza de Geriatría y Gerontología (SAGG) y de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG). Colaboradores en "Guía para auxiliares y cuidadores del anciano". Múltiples ponencias y comunicaciones en revistas geriátricas y congresos. Miembros del comité organizador como presidentes , vocales, tesoreros y miembros del comité científico de más de una decena de congresos de la SEGG, SAGG, Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y gerontológica (SEEGG) European Geriatric Medicine Society, (EuGMS) Colaboradores en la elaboración del Plan de Atención Integral a los Mayores Andaluces (P.A.I.M.A.). Colaboradores Libro Blanco Mayores. Coautores del capítulo “Análisis y evaluación de la red de servicios sanitarios dedicados a la dependencia: programas de prevención, atención domiciliaria y hospitalización” SEGG. Colaboradores en el estudio EARCAS: "Eventos adversos en residencias y centros asistenciales sociosanitarios”. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad".

Y acto seguido exponen al Defensor del Pueblo, la trayectoria y deriva de la Residencia de Mayores del Zapillo desde que tomo posesión de la misma como directora la señora Cantero Sosa:

"En Julio del año del 2016 se incorpora, como directora de la Residencia, Doña Magdalena Cantero Sosa, siendo a partir de ese momento cuando comienza el deterioro progresivo del Centro, motivado fundamentalmente por la actitud autoritaria que en el desempeño de su gestión impone la misma".

"Desde el primer día presenta un desprecio absoluto por la historia pasada y reciente del Centro, no se preocupa para nada de toda la actividad realizada hasta la fecha y comienza a generar un malestar diario entre los profesionales que conduce a excedencias, traslados ó renuncias a cubrir puestos vacantes por el simple hecho de continuar en la Dirección del Centro Dña. Magdalena".

"Desde ese momento, han sido varias las ocasiones en las que hemos solicitado ser recibidos por los distintos Delegados Territoriales que, desde su incorporación, han ocupado esa responsabilidad (D. José María Martín Fernández, Dña. Francisca Serrano, Dña. Antonia Morales González.), sin haberlo conseguido".

Tras lo cual ponen en conocimiento del Defensor del Pueblo andaluz las principales problemáticas surgidas que según aseguran han estado siempre relacionadas con la toma de decisiones de manera unilateral, sin tener en cuenta el criterio técnico, ni el coste que las mismas pudieran suponer en la buena praxis, de cara a los residentes, y ponen como ejemplo que:

1.- " Doña Magdalena decide ir distribuyendo a los residentes según su libre albedrío, escuchando únicamente las opiniones de aquellos profesionales que no discutían su decisión, llegando a cambiar pacientes con demencia en fases iniciales-moderadas, situación que está totalmente contraindicada desde un punto de vista clínico, sin escuchar ninguna opinión de los técnicos, provocando esta decisión importantes desencuentros con las familias a las que despachaba con un simple si no le gusta esta Residencia búsquese otra, siendo innumerables las hojas de Reclamaciones interpuestas sin que por parte de la Administración se adoptara medida alguna".

2.- "Decide igualmente, de forma unilateral y con el único objetivo del ahorro económico, suprimir los protectores de cama de un solo uso que venían usándose desde hacía más de diez años, por protectores lavables (cuyo uso se abandonó hace lustros) para los que tiene que hacer una gran inversión pero que según ella ahorrarían costes, sin tener en cuenta el criterio técnico de médicos, enfermeras auxiliares e incluso del personal de limpieza que desaconsejaban su uso, los primeros por las consecuencias clínicas sobre la piel de los residentes. Se comunica el desacuerdo, compartido verbalmente por gran parte del personal de enfermería, y argumentando nuestra opinión: las entremetidas lavables han demostrado sobradamente que favorecen la aparición de heridas por presión y humedad ya que: los pliegues que forma la misma (y con cada lavado más aún) generan un plano duro en contacto con la piel, así como el no aislar de la humedad, suponen los dos grandes factores de riesgo para la aparición de dichas lesiones, factores ambos unidos al déficit sensorial y la limitación de la movilidad que acompaña a la mayoría de la población residencial y los segundos por los costes y el trabajo extra de tener que lavar a diario todos los protectores de las camas".

La denuncia sigue así:

"Ocurrió igual con los baberos desechables que se venían utilizando, no importándole las consecuencias de la infantilización de los residentes que debían utilizar los mismos. El criterio económico no debería estar nunca por encima de la ética en los cuidados de las personas mayores, sobre todo cuando estas no se pueden defender. Hasta la llegada de Doña Magdalena veníamos utilizando el mismo material que se usa en instituciones hospitalarias, tanto del SAS como privadas, material desechable".

Y añaden:

"Pero no han sido solo decisiones sobre el material a utilizar, también decide, de forma unilateral que en las reuniones de incidencias, que siempre se han realizado en el Centro a primera hora de la mañana para intercambio de información con el turno de noche y planificación de la actividad diaria, van a dejar de asistir las enfermeras auxiliares al no considerar necesaria su presencia en las mismas, pero sí la suya, interviniendo sobre cuestiones absolutamente técnicas ( tratamientos, prescripciones, curas etc.) sin la más mínima formación en la materia ( es licenciada en Historia) y ridiculizando en voz alta los motivos de las bajas médicas de algunos profesionales con argumentos como: A mí también me duele un dedo y vengo a trabajar.

"Nunca en los más de 30 años de práctica profesional habían participado los 14 Directores con los que hemos trabajado en el Centro , en estas reuniones de incidencias con un componente exclusivamente sanitario; pero si las enfermeras auxiliares cuya información, dada su cercanía al residente, resulta imprescindible y muchas veces vital" siguen aclarando los denunciantes que añaden: "Otras prohibiciones rayan lo absurdo como la prohibición de usar la megafonía porque dice que le molesta cuando suena" y explican, "el sistema de megafonía se ha venido utilizando habitualmente desde que se inauguró el nuevo centro en Agosto de 2012 tanto en situaciones de urgencia (para localizar a una enfermera o médico) como para recordar actividades de los residentes ó llamadas de familiares así como cualquier comunicación a todo el personal. Es una práctica habitual en cualquier Centro de Mayores, recogida en la Normativa que regula los requisitos materiales de los mismos".

Asimismo siguen con su exposición argumentando:

"La dirección de cualquier Residencia exige una dedicación completa (regulada también por Normativa) que desde el primer día Dª Magdalena no tuvo ya que ,como ella misma nos dijo al llegar, había aceptado el puesto con la condición de seguir asistiendo los jueves por la mañana al Consejo Social de la Universidad del que era Presidenta por lo que todos los jueves y otros muchos días, la Residencia no tenia Dirección llegando a dejarnos a los profesionales en su despacho esperando más de diez minutos en una reunión para atender la llamada del Rector ( cuestión de prioridades). (De que continúa aplicando ese criterio usted ha tenido prueba fehaciente, al recibirlo como presidenta local de la asociación española contra el cáncer en sus horas de trabajo en Residencia)" y DENUNCIAN confirmando la información que en su día destapó Nuevodiario que "A pesar de tener su puesto un complemento de especial dedicación nunca acudía al Centro por las tardes, ni tan siquiera cuando se celebraba una fiesta como Navidad o Reyes".

Información esta a la que hay que añadir como gran parte de los días dejaba la residencia en torno a las once de la mañana para atender otros quehaceres en la Universidad cuando era Presidenta del Consejo Social y abandonando por tanto el puesto por el que era pagada con dinero público. Información que en su día fue publicada.

"Ha dejado que se desdoten puestos de trabajo como el de Médico y el de Gobernanta" sigue diciendo la denuncia, " sin que esa dotación económica revierta sobre la creación de otros puestos como Psicólogo, (es la única residencia de Almería que no lo tiene en plantilla) fisioterapeuta, terapeuta ocupacional o auxiliar sanitario, que son deficitarios para el número de residentes".

"Para suplir el déficit de Auxiliares Sanitarios., las funciones las están desempeñando profesionales del servicio de limpieza (PSD) realizando incluso turnos de noche, sin ninguna formación al respecto. Y no se espera que se dote de Auxiliares Sanitarios, deficitarios actualmente".

Termina el escrito diciendo:

"El cúmulo de despropósitos no tendría fin lo que nos lleva a afirmar que: La residencia sufre un considerable deterioro desde la llegada de esta directora" aunque antes de hacerlo informan al defensor que: "Nos consta que las actuales médicas del centro y gran parte del personal de otros colectivos tienen los mismos problemas que hemos referido; pero, obviamente no les permitió asistir a la reunión con usted", ofreciéndose, " para cualquier otra información, o ampliación de las anteriores, que pueda necesitar".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios