No estaba muerto, estaba vivito y coleando

No estaba muerto, estaba vivito y coleando
Ampliar
lunes 01 de febrero de 2021, 10:45h
Fue dado por muerto en el hospital y enterrado, 20 días después la familia recibe una llamada del médico informándoles que seguía vivo.

El hombre, fue hospitalizado por problemas respiratorios, en el mismo centro donde posteriormente contrajo coronavirus.

El 10 de enero el hospital informó de la muerte a uno de sus hijos, Aurelino Vieira.

Por motivos de seguridad y ante la delicada situación no se le permitió ver el cuerpo para reconocerlo.

Dos días más tarde, la familia del fallecido procedió a su entierro.

El " fallecido" es un hombre de 92 años de Santa María da Feira, en el norte de Portugal.

Según consta fue enterrado por su familia tras ser dado por muerto en el Hospital Oliveira de Azeméiz.

La sorpresa tuvo lugar 20 días después y más concretamente el sábado 31 de enero cuando la familia recibe una llamada por parte del personal médico del hospital para comunicarles que había ocurrido un error y que el muerto estaba vivo.

El cuerpo que había sido enterrado era el de una mujer.

Los hospitales portugueses están estos días desbordados por la tercera ola de covid-19, que colocó al país como líder de contagios y muertes por millón de habitantes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios