La casa Real calla tras conocerse que los eméritos y parte de su familia utilizaron a un militar como testaferro

Imagen de Telecinco
Ampliar
Imagen de Telecinco
jueves 05 de noviembre de 2020, 10:52h
Se trata del coronel Nicolás Murga, ex ayudante de campo del rey don Juan Carlos.

Que la monarquía española nunca fue ejemplar es de sobra conocido, pero cuanto hemos conocido del rey "campechano" averguenza al más pintado, excepto a la Casa Real que da una callada por respuesta a cuantas informaciones siguen apareciendo mientras deja pasar el tiempo por si amaina el temporal, con la esperanza de que al emérito le llegue el día en el que pasando a mejor vida puedan salvar la institución.

Hace apenas dos días, un nombre saltaba a la palestra, este era el del coronel del Ejército del Aire Nicolás Murga Mendoza. Lo hacía cuando aún sonaban los ecos de esa decisión esperada de la Fiscalia de librar al rey que impuso Franco de tener que dar explicaciones delante del banquillo por el dinerete que supuestamente cobró como comisión por la adjudicación del Ave a la Meca.

Nicolás Murga Mendoza está siendo investigado como posible testaferro del ex jefe del Estado, un marrón que pone borrones sin duda en su hoja de servicio y emborrona aun más la imagen de una monarquía presuntamente corrupta y de un rey que nos daba consejos como el padre fraternal que se suponía que era y hoy es visto como una verguenza nacional.

Hemos conocido que el coronel pagaba celebraciones y gastos personales de los reyes y de su familia y que para engañar al fisco lo hacía con dinero del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause.

Atras queda el adoctrinamiento que nos hicieran para inculcarnos que "hacienda somos todos" y aquella máxima de jueces y fiscales queriendo convencernos de que la Justicia es para todos igual, sin embargo como era previsible y así ha venido sucedidiendo, haya hecho lo que haya hecho y haga lo que haga no veremos jamás al rey pasar por un juzgado, ni antes cuando era inviolable ni ahora que lo ha dejado de ser.

Así aunque las investigaciones y a pesar del buen hacer de los fiscales Luis Pastor y Alejando Luzón que llevan a cabo el rastreo de los numerosos gastos de Juan Carlos, Sofía y nietos, supuestos beneficiarios de este dinero escondido a la Agencia Tributaria, los españoles han dejado de creer que sirva de nada porque siempre habrá alguno por encima de estos dos que paralice la investigación.

Gabriel Sánchez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios