Edición testing
22 de abril de 2019, 8:11:52
CULTURA


Afrikáneres el pueblo que enfrentó a los británicos


Esta es la historia de un pueblo que perdió la guerra contra el Imperio británico en 1902 y que se escondió en la Patagonia. Ahora Sputnik rescata esta increible historia de los colonos blancos sudafricanos que encontraron refugio en argentina.


La historia de los sudafricanos en Argentina hunde sus raíces en la colonización holandesa del cono sur de África que comenzó a mediados del siglo XVII. Luego, a principios del siglo XIX, el Reino Unido llegó a establecer su control sobre la colonia que hoy en día se conoce como Ciudad del Cabo.

En 1836, como consecuencia, los colonos blancos de origen holandés, conocidos como bóeres o afrikáneres que empezaron la Gran Marcha al interior de la parte sur de África y crearon sus propias repúblicas. Para finales del mismo siglo los británicos llegaron incluso allá.

La Primera Guerra Bóer que duró entre 1880 y 1881 acabó con la victoria de los bóeres. Sin embargo, la segunda que tuvo lugar entre 1899 y 1902 acabó con la pérdida de los colonos blancos y estuvo marcada por las atrocidades, por ejemplo, los campos de concentración británicos para la población afrikáner.

Justo en esta época muchos sudafricanos blancos tomaron la decisión de abandonar sus tierras. Así fue también en el caso de la familia de Antonio Carlos Wright, de 70 años, que hoy en día es presidente de la Colectividad Sudafricana en la provincia argentina de Chubut. Este es descendiente de colonos blancos en Argentina.

La familia de su padre vino de Sudáfrica a Argentina en 1903 cuando este último tenía solo cuatro años en busca un lugar de paz y tranquilidad. Su familia estaba entre los 600 afrikáneres que se trasladaron desde sus tierras originarias a la Patagonia argentina entre los años 1902 y 1908. Al llegar a Argentina, la delegación de afrikáneres realizó los trámites pertinentes con el Gobierno que había en Argentina en aquella época que le entregó parcelas para el ganado.

"Fueron todos al campo directamente. Trajeron consigo dos originarios negros de Sudáfrica. Uno de ellos lo trajo mi abuelo. Casi todos los que vinieron son gente blanca entre los que no hay descendientes negros de los colonos", señaló Wright.

Se asentaron en el Departamento Escalante de Chubut, en particular, en la ciudad de Comodoro Rivadavia y sus cercanías. Luego, se mudaron más adentro del territorio de la provincia, al Departamento de Sarmiento.

Mi abuela materna regresó a Sudáfrica en 1938 así que su familia está toda allá. No tengo tanto contacto con ellos.El tema de la colectividad es más complicado, explicó el entrevistado. Como algunos colonos vivían en el campo, celebraban una fiesta en la que las familias sudafricanas se juntaban.Más tarde, en la ciudad de Comodoro Rivadavia se originó la Iglesia reformada neerlandesa, la religión que trajeron los colonos cuando vinieron a Argentina. De esta manera los sudafricanos se aglutinaban en la localidad con esta iglesia.

"Vinieron a la ciudad porque los niños necesitaban ir a escuela. Empezaron a acercarse a los poblados para que los niños pudieran recibir educación. Después de muchos años y de haber tenido varias colectividades, nos juntamos un grupo de descendientes para formar la Colectividad Sudafricana en Chubut", indicó Wright.

Hoy en día la Colectividad Sudafricana en Chubut tiene más o menos 60 o 70 miembros, mientas la cantidad de los sudafricanos en Argentina se cifra en aproximadamente 300 personas. Hasta hoy hay algunos que hablan bastante bien el idioma afrikáans, incluidas las dos hermanas mayores del entrevistado.

"Cuando la familia vino a Argentina, no sabía hablar castellano, lo que fue bastante traumático en general. Justo por esta razón mis padres decidieron no hablar el afrikáans", recordó.

Actualmente en la colectividad se está considerando la posibilidad de hacer algún curso de idioma afrikáans, y de las costumbres y la comida que hacían los bóeres. Es un intento de "reflotar algunas cosas que quedaron medio perdidas en el tiempo", agregó.

La colectividad celebra en junio la fiesta de desembarco y la creación de la colectividad en abril. La asociación también participa en algunos otros eventos. Entre otras cosas, forma parte de la Federación de las colectividades de Chubut.

Si bien Antonio Wright tiene un apellido inglés, tiene raíces diferentes. En particular, su apellido materno es Marneweck, posiblemente de origen alemán, que es muy común entre los afrikáneres hasta hoy.

La historia de los bóeres en Argentina no deja de sorprender. Según relató Wright, por extraño que pueda parecer los descendientes de los sudafricanos que huyeron de su país de origen para evitar la vida bajo el dominio británico supuestamente lucharon contra las tropas británicas en la guerra de las Malvinas.

Nuevodiario.es.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  nuevodiario.es